martes, 14 de septiembre de 2010

Filosofía de la carrera





Muchas veces nos hemos hecho esta pregunta: ¿por qué corremos? ¿Cuál es el sentido último de nuestro "correr"?

Cada corredor tiene uno o más objetivos:

disfrutar, pasarlo bien, bajar marca, le gusta competir, ganar amigos, disfrutar del tiempo libre,llenar su tiempo, tomarlo como un "hobby", mantenerse en forma,motivo de ir con amigos,viajar, conocer gente, disfrutar del ambiente, etc.

Pero lo cierto es que en la "carrera" ( sea en competición o simplemente en el entrenamiento)se siente un placer muy especial.

Ya sabemos, por los estudios de bioquímica, que al correr se liberan en el cerebro "endorfinas".¿Qué son las "endorfinas"?Son neurotransmisores opioides producidos en el Sistama Nervioso Central, como moduladores del dolor, reproducciój, temperatura corporal, hambre y funciones reproductivas.

Se trata de polipéptidos largos, que activan núcleos neuronales en el cerebro (hipotálamo, amígdala, tálamo y locus cernleus.Se secreta de un único precursor, que es la POMC. Éste pasa por varios cortes peptídicos, que forman fundamentalmente la alfa, beta y gamma-endorfinas. Entre los estudiosos del tema, destacan Devlin,Elinquist,Elias y Scott.

Nos encontramos bien, como "flotando", al correr, como si llegáramos a un estado de ingravidez. Cuanto más tiempo llevemos corriendo, si seguimos el sistema LDS(long distance slowly)la sensación de bienestar y euforia va aumentando paulatinamente. Por eso locorredores, cuando terminan una carrera larga se encuentran como "si hubieran tomado algo", con un bienestar (pese al cansanciop) y un sentimiento interior tan profundo y de satisfacción, que no se puede explicar.

El correr nos hace libres, se ha dicho, y es verdad, cuando corremos experimentamos una sensación especial de libertad, de autonomía, de ser dueños de nosotros mismos y de nuestros actos. Somos distintos, diferentes, somos...corredores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada