sábado, 2 de octubre de 2010

Reflexiones sobre mis dos ultramaratones de 100 Kms.








He realizado dos ultramaratones de cien kilómetros, los dos en este año:

-Los 100 Kms. de Madrid (en mayo, 2010).
-Los 100 Kms. de Sta. Cruz de Bezana ( en septiembre, 2010).

En el lapso de tiempo de 11h, en Madrid llegué a hacer 80 Kms. ( me faltaron 20) y en Bezana 90 Kms. ( me faltaron 10). Está clara la progresión, y de continuar así, espero en Madrid, en marzo
de 2011, lograr el ansiado objetivo de los 100 Kms.

Otro dato positivo es que, mientras en Madrid sufrí cuatro calambres, el primero de los cuales se produjo en el Km. 60, en Bezana no sufrí ninguna molestia muscular.

Pienso que, de todas formas, en las dos pruebas realizados influyeron unos "factores" externos que hicieron que el objetivo resultara aún más difícil.

En Madrid, los 33º de temperatura y el tener yo un fallo en la observación de la señalización, lo que hizo que realizara más de media vuelta de más en el Km. 70, dificultó mi logro. La deshidratación ante el calor extremo, produjo muchos abandonos, así como lesiones, lipotimias y un "desgaste excesivo" que mermó fuerzas para los kilómetros finales. Bastante corredores llegaron a recorrer los últimos kilómetros andando. En mi caso, nunca abandoné mi marcha como carrera pues si me ponía a andar, seguro que me fallarían las fuerzas.

Y llegó Bezana. Creía que las condiciones climatológicas serían mejores, pero...

La carrera fue un sábado, pero desde el jueves por la tarde no cesó de llover en Bezana. El viernes hizo un dia de perros. Se preveía que el sábado mejoraría el tiempo, pero aun fue peor.
La carrera se realizó bajo muchas condiciones adversas:

-Lluvia intensa, frío, viento,...
-Existencia de charcos, que hacía que "chapoteáramos" en los charcos de la carretera. Para
colmo, se corre en el borde de una carretera transitada y los coches al pasar, nos salpicaban con el agua.
Había peligro, y se corría con precaución.

-Para mi, que uso gafas, esto era muy negativo. Los cristales se me empañaban y me impedían una buena visibilidad. Como las dos primeras vueltas estaba oscuro, me fui retrasando por precaución, y a propósito llevé un ritmo lento, para evitar caídas, equivocaciones en la ruta y alguna sorpresa de los coches que a veces pasaban muy cerca.Todo esto me descentró, perdí la estela del pelotón grande y me encontré casi aislado, en los últimos lugares, junto con otro corredor.

A pesar de todo, la segunda vuelta no fue muy mala, pues pasé los 10 Kms. en 1h.1m., excelente tiempo.

Pero la inseguridad me iba frenando y creo que hubiera podido en la primera parte (50 primeros kilómetros) haber hecho mejor carrera.
Pasé a unos cuantos corredores, y ello me animó mucho.

-A partir del km. 50, no obstante, ralenticé mucho la carrera. No podía ir más deprisa y me fueron pasando corredores. Al ver que me distanciaba de todos, me desmoralicé algo. No obstante, las noticias eran " fuertes": ya se había retirado el 50% de los atletas que salieron.

Creo que cometí en Bezana graves errores:

1.- Salir muy lento y dejar que el gran pelotón se distanciara. Debería haber hecho un esfuerzo para ir con ellos y no quedarme solo y rezagado.

2.-Relajarme, seguir un ritmo "cómodo", me faltó "tensión de carrera", haberme esforzado más. Fui excesivamente prudente para evitar calambres y lesiones y mi duda es: si hubiera aumentado el ritmo,¿no me habría pasado como ese 50%, que se retiró a mitad de carrera?

3.-Mis entrenamientos diarios fueron muy fuertes, de 5 horas. Es mucho, pero,¿ no debería algunos días haber aumentado el número de horas? Me acostumbré a los 50 Kms. y a partir de ahí me faltó tensión de carrera, pues no lo entrené. Hice lo de mis entrenamientos y corrí a un ritmo lento, pero dentro del tiempo permitido, hasta donde tenía el hábito de entreno.

Por tanto , he de seguir perseverando, y los entrenamientos no creo fueran mal. Mis circuitos han de ser los de siempre: Circuito San Fernando, Circuito Santa Bárbara, Circuito Benalúa-Florida-Babel-San Gabriel, Circuito "complementario". Los dos primeros tienen cuestas, los dos últimos son casi llanos. He de alternarlos. Tan contraproducente es abusar
de los circuitos de cuesta, como de los llanos. Los he de combinar al 50%.

Estas son unas reflexiones, que he de aplicar ya para intentar en Madrid (falta mucho, tiempo hay de prepararlo) la proeza que tanto persigo : completar 10 Kms. en menos de 11 horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada